Todos, alguna vez, fuimos intersexuales

Este 26 de octubre se conmemora el Día de la Conciencia para la Comunidad Intersexual, cuyo objetivo es resaltar los derechos humanos de las personas intersexuales.

La intersexualidad es un término que se utiliza para definir a todas las personas que nacen con órganos reproductivos o sexuales que no se ajustan a lo que tradicionalmente se considera «masculino o «femenino»; es decir, no todas las personas nacen siendo “hombre” o “mujer”, sino que se posicionan en un “ínter” dentro de ese binarismo.

Quizás para ti este tema te resulte lejano, sin embargo, ¿sabías que existe un momento de nuestra vida donde también pasamos por ese ínter?

Esto puede explicarse con el proceso de diferenciación sexual, por el cual el embrión desarrolla sus órganos genitales.

Inicia con la fecundación y para la mayoría de individuos termina con el nacimiento de un niño o una niña. Sin embargo, durante este proceso, existe un intermedio donde se pueden encontrar individuos quienes biológicamente no están considerados ni como varones ni como mujeres.

Por ejemplo, este proceso se divide en tres etapas o niveles de diferenciación sexual: El sexo cromosómico, sexo gonadal y el sexo genital.

En la primera etapa intervienen los cromosomas sexuales. Los ovocitos presentan siempre un cromosoma X, mientras que los espermatozoides pueden presentar tanto el cromosoma X como el cromosoma Y. La unión de estos determinará el sexo cromosómico.

En el embrión humano, el desarrollo de las gónadas comienza durante la quinta semana de vida intrauterina. A las 6 semanas, el embrión se encuentra en un estado bipotencial donde las gónadas permanecen indiferenciadas, pero capaces de desarrollarse en masculinas o femeninas.

Si son masculinas, las gónadas embrionarias se transformarán en testículos, de lo contrario en ovarios.

Estas gónadas producen hormonas las cuales influyen en el desarrollo de las características físicas del sexo. Cuando empiezan a liberarlas es cuando se obtiene el sexo genital que deriva en la vagina, vulva, pene y próstata.

Solo es hasta esta parte final del proceso cuando se define el sexo biológico de la persona.

Artículos más visitados

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr

Más artículos que te pueden interesar