Mary Poppins y el feminismo

Mary Poppins es sin duda una de las películas más famosas y conocidas de Disney y hoy te vamos a contar el mensaje feminista que esconde esta cinta.

Seguramente muchos recuerdan a esa mágica, egocéntrica, bondadosa y compasiva niñera que llega sorpresivamente a una casa de una familia acaudalada en Londres para hacerse cargo de dos niños, Jane y Michael Banks.

Este largometraje presentado en forma de musical, actualmente es recordado por sus diferentes escenarios de fantasía, increíbles números de baile y canciones maravillosas como la del famoso “Supercalifragilisticoespialidoso”.

Sin embargo, detrás de toda esta magia, la clásica película esconde un contexto histórico por demás relevante: el movimiento sufragista de Gran Bretaña.

Situada en el año 1910, la película del director Robert Stevenson hace referencia, en diversas ocasiones, a la lucha que tuvieron que emprender las ciudadanas británicas entre los años 1832 y 1928, para lograr el reconocimiento de su voto y equiparar los derechos electorales de hombres y mujeres.

Este movimiento, en el que fueron necesarios intensos debates políticos, mítines, actos reivindicativos, periódicos, estancias en prisión e incluso mártires, se muestra dentro de la película en pequeñas dosis a través del personaje Winifred Banks, la madre de los niños que quedan a cargo de la adorable Mary Poppins.

A tan sólo diez minutos del inicio del largometraje, Winifred Banks, interpretada por la actriz Glynis Johns, hace una alegre aparición coreando la siguiente consigna: Las hijas de nuestras hijas nos adorarán y cantarán en coro agradecidas… ¡Bien hecho, hermana sufragista!

Con ello, y sin olvidar su atuendo, el cual va acompañado de una banda que lleva por escrito “Voto para mujeres”, no queda duda que la Sra. Banks era una de esas mujeres británicas que luchaban por la emancipación femenina de aquellos años.

De hecho, justo en la misma escena, Winifred Banks narra un caso real ocurrido en el año 1908 en el que una mujer se encadena en la famosa calle londinense, Downing Street, lugar donde se encontraba la vivienda del Primer Ministro británico.

Como se puede ver, esta película dirigida especialmente a niños, no sólo basa su argumento en la fantasía, pues también nos da una pequeña mirada y por qué no, una enseñanza de un hecho histórico, el cual sirvió como pionero para que al día de hoy las mujeres podamos ejercer nuestro derecho al voto y a la representación parlamentaria.

Artículos más visitados

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr

Más artículos que te pueden interesar