GRLS: Experimentación sónica y multisensorial, a mitad del camino

El dueto mexicano de música experimental, GRLS, lanzó recientemente Dystopia, su primer sencillo de manera oficial. Si bien el track no muestra algo que no se haya escuchado antes, el experimento sonoro sale bien librado, al incorporar elegantemente diferentes elementos que dejan claro que, el talento nacional siempre está en movimiento.

Comencemos asumiendo que, por haber concebido el proyecto durante su estancia en Boston, en los Estados Unidos, los multiinstrumentistas y productores mexicanos, Lucca Necoechea y Diego Andlovin, responsables del proyecto, han priorizado cantar en inglés, restando originalidad a un tema que pudo definirlos de mejor manera, sin mencionar la falta de empatía con la escena. Un tema recurrente en actos de todo tipo en el país.

Es cierto que, el cantar en idiomas extranjeros, siendo un grupo mexicano, puede generar otro tipo de expectativas, además de que ciertos focos se enciendan sobre ellos -meramente como un cuestión folklórica-, pero es justamente la razón principal que les imposibilita hacer algo memorable, pues se convierten en un producto más, que, en realidad, tiene las bondades de capitalizar el éxito de otros proyectos, que cuentan con dichos idiomas como lenguas maternas. Regla de vida.

Ahora bien, dentro de su construcción musical, se percibe un enorme dominio de diferentes elementos en torno a Dystopia, la dedicación y el esfuerzo en la construcción, son mayúsculos, hay cierta maestría en ello. Vamos, se trata de un compendio que tiene como cimiento una base rítmica R&B encaminada al trap y a lo urbano, por momentos sincopada, que nos reta a encontrar la simetría perfecta con los ritmos continuos del bombo sintético que nos alcanza más adelante. 

También ha espacio para los moogs y sintetizadores modernos, que delatan el amor de estos dos músicos por la música electrónica experimental de reciente manufactura, en la que las voces también juegan un papel estelar, al pasar de las sombras a los reflectores en un santiamén, casi de forma casi imperceptible. No es difícil caer en cuenta de las pretensiones artísticas del novel dúo, quienes prácticamente se hacen cargo de todo lo referente a su música y concepto, ya que ellos mismo dirigieron el video para el sencillo.

La música de GRLS se perfila -o por lo menos, Dystopia nos da razón de ello- para fermentar dentro de un plano de experimentación constante que da para mucho arriesgarse con absoluto control de diferentes moods y atmósferas, que, en lo personal, me parecen similares a un plano secuencia cinematográfica, en el que la experiencia multisensorial, nos pasa de largo y sin cortes.

Artículos más visitados

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr

Más artículos que te pueden interesar