“Digan lo que digan”, un nuevo andar musical para Beto Cuevas

Después de un silencio discográfico aproximado de dos años, Beto Cuevas no necesita presentación, regresa en plenitud de facultades con una versión a Digan lo que digan (Blackelbow music, 2021), pieza compuesta por Manuel Alejandro, y popularizada originalmente por el divo español, Raphael, en 1968, y que además dio nombre a una película homónima.

A sus 54 años, Cuevas se muestra bastante activo; es una de las fuerzas musicales con mayor presencia y prestigio dentro de la industria musical, independiente de su larguísima trayectoria al lado de La Ley agrupación que lideró al lado de Andrés Bobe desde 1988, y después de la muerte de éste, por su cuenta desde 1994, hasta su disolución definitiva en 2016, su trabajo en solitario le respalda con un par de discos y EP’S

De forma un tanto regular (derivado de la pandemia por Covid-19), el chileno ha dedicado parte de su tiempo también al teatro musical, concretamente a la puesta en escena Jesucristo Súper Estrella, misma que acaba de cerrar una temporada más en nuestro país, hecho que le que permitirá centrar de nueva cuenta todos sus esfuerzos en esta nueva etapa de lanzamientos fonográficos.

Con motivo del show case que ofreció recientemente en la CDMX y que sirvió como plataforma de presentación para Digan lo que digan, sostuvimos una charla con Beto, en la cual — y entre más tópicos, narró la importancia de grabar dicho tema en este momento tan específico de su carrera.

 

-Estás lanzando una versión muy interesante de Digan lo que digan, encuentro mucho dramatismo y dinamismo en ella ¿Qué te motivó a hacer dicha canción?

 

Beto: Mi motivación va por el lado de que, cuando uno hace covers, se puede reciclar el contenido lírico, y en este caso, siento que por un lado la letra es extremadamente positiva, lo cual sirve en la música y más en épocas difíciles para todo el mundo. Además tuve la oportunidad de hacer un video muy inclusivo, y finalmente me parece que ese es otro buen mensaje. La versión no es exactamente igual a la original, tenemos la misma estructura, pero la mía es una versión un poco más rockera, con guitarras más rabiosas, me parece que suena muy bien, me encanta cantarla y mostrarla de esa manera.

 

-Justamente creo que parte de la guitarra es la que le da una nueva vida a la canción…

Beto: Lo hicimos con mucho respeto. La idea no era reinventar una canción de una forma muy distinta, lo que quería a toda costa, era respetar su estructura de forma íntegra. Necesitaba un color diferente, porque la versión de Raphael es más sinfónica, con violines, cellos y todo eso. Originalmente hicimos algo similar a eso, pero no tenía mucho valor hacer algo que se pareciera demasiado, sobre todo porque es una canción que se lanzó hace 53 años, por eso la idea de reinventarla a una forma en que me acomoda ¡Quedó linda!

 

-Para esta entrega, trabajaste de nuevo con el productor Jean Yves Ducont, quien me atrevo a decir, sumó elegancia y hasta un minimalismo coherente en el track.

 

Beto: Hemos trabajado desde el 2010, hicimos una canción llamada Mañana de mi álbum Miedo Escénico (Warner). Una de las cosas que también me gustó de la canción, es que, se trata de la segunda versión discográfica oficial que existe, no ha habido muchos artistas cantándola, y supongo que tiene mucho que ver con el hecho de que Raphael es tan él, que interpretar una de sus canciones debe de ser un poco complicado. Por otro lado, Jean Yves, no creció escuchando a Raphael ni este tipo de música, para él fue un trabajo muy objetivo, no tuve ese peso encima. Trabajamos libremente y no tenemos reparo en decirnos cuando las cosas no nos gustan; no hay ningún tipo de batalla de ego cuando se trata de trabajar juntos, y ese es uno de los motivos por los que persisto en trabajar con él, siempre hemos llegado a buen puerto.

 

-Hablando de generaciones más recientes y al ser tú un melómano ¿Qué tan en contacto estás con propuestas musicales nuevas?

Beto: He vuelto a la segunda temporada de un programa que se llama “De covers”, en Chile, en el que actores famosos imitan a cantantes famosos, entonces evidentemente he tenido que escuchar mucha música que no es necesariamente la que escucho, y eso ha revuelto el algoritmo de mi Spotify, de pronto puedo estar escuchando a Radiohead y brinca a Paloma San Basilio, es muy divertido, pero al mismo tiempo es cultural y diversidad musical.

 

He estado escuchando mucho últimamente a Black Pumas, que me encanta, no sé cómo decirle, pero es una especie de new retro, o a Michael Kiwanuka, que realmente tienen buena construcción de canciones y melodía, tiene mucho soul, eso he estado escuchando, mucha música negra. De pronto hago un repaso de todo lo que me gusta y escucho a Miles Davis, en realidad escucho de todo, me gustan mucho The Raveonettes, cuentan con una estética musical que disfruto mucho, pero siempre estoy abierto a escuchar cosas nuevas que me puedan inspirar a hacer otras.

 

-Hay un inminente revival del vinilo, incluso comienza a figurar en cuestión de ventas para los artistas y las compañías ¿Planeas lanzar algo en éste formato? 

Beto: ¡Uy, me encantaría! Cuando lo convierta en un LP, quiero hacerlo. Lo que pasa es que hoy en día, cuando uno saca un disco completo, finalmente termina desarrollando 3 o 4 sencillos y después hay muchas canciones que quedan como lados b, eso me pasó a lo largo de mi carrera, y es como una pérdidad de recursos y de esfuerzo, por eso también me gusta esta idea de ir sacando un sencillo a la vez, hasta que considere que ahora está bueno darle algo más que no es lo típico, pero me gusta mucho la plataforma del vinilo, aunque existan muchos programas de sonido que de alguna manera imiten eso, pienso que el vinilo tiene una nobleza que no alcanza lo digital ¡Soy fanático, tengo muchos discos y tornamesas! Es algo que aprecio mucho. Desde niño los escucho, porque mi padre tenía una gran colección que iba desde Elvis y Chuck Berry, hasta Buddy Holly y más cosas setenteras.

 

 

-Con motivo del segundo aniversario luctuoso de José José, escuché de nuevo el tributo lanzado en 1998, que incluye tu versión de “La nave del olvido”, pero en vinilo, y justo me parece que lo que hiciste como solista fue premonitorio para la cultura del mash-up, además de que se pueden apreciar mejor todos los detalles de producción ¿Qué recuerdos tienes de esa época?

 

Beto: Creo que ese fue mi primer trabajo en solitario y lo hice con Jorge “La Chiquis” Amaro (productor, multiinsturmentista y fundador de Jot-Dog), fue realmente un gusto hacerlo con él, porque estuvimos durante varios días concentrados y sampleamos de todos lados, ¡fue muy divertido! Esa versión particularmente suena bastante moderna, de alguna manera, porque en esa época estaba escuchando mucho trip-hop y cuando nos juntamos, decidimos hacer algo volado, como diríamos en Chile, entonces nos pusimos a estructurar la canción, y además hay un atrevimiento con mucho respeto, en este caso de haber reinventado, porque más que una versión es una reinvención, porque no es la misma melodía de las estrofas, es más arrastrada y después viene el coro, pero no es exactamente la misma melodía.

 

Comenzamos a ver de qué manera lo podíamos amalgamar todo de forma estética-musical, incluyendo sampleos de los breaks de batería de D’yer Mak’er de Led Zeppelin, también incluímos una parte de la canción de Twin Peaks de Angelo Badalamenti en el coro y todo lo que se nos ocurría en el momento. Fue un proceso muy divertido y lúdico. Lo bueno de todo esto es que tuve la oportunidad de conocer a José José en Los Ángeles en la casa de un amigo en común, y me dijo que la versión que hice en ese disco, fue la que más le gustó ¡Y me sorprendió, porque un señor como él, que era muy melódico y con tantos clásicos, se tomó el tiempo de escucharla y no dijo nada sobre los cambios que hicimos! Le gustó mucho escuchar algo diferente siendo la misma canción.

Es muy importante darle el crédito a “Chiquis”, que venía con la mente muy abierta y que quería hacer muy diferente. Nos metimos en un viaje que en algún momento fue como un laberinto y lo solucionamos escuchando mucha música, es un lindo trabajo. Me gusta mucho lo que me estás diciendo, porque hasta el día de hoy todavía se me acerca mucha gente y me dice: ¡Esa versión me encanta!, a pesar de que en su momento hubo muchas críticas porque yo era el único extranjero en un tributo a un artista mexicano y llegué a pensar en que la había cagado al aceptar, pero al final fue una buena incursión y quedé encantado con el resultado.

 

-Después de “Digan lo que Digan” ¿Hacia dónde planeas centrar tu sonido?

 Beto: No quiero ir adelantando mucho, porque más que sacar un disco, quiero presentar canción por canción, actualmente estoy ensayando y presentando con la banda el sencillo. Claro que para las presentaciones, elegimos algunos clásicos míos y de La Ley, yo quisiera presentar solamente canciones nuevas, pero sabemos perfectamente que hoy en día con los teléfonos, si lo hago, ya no sería ninguna novedad y estaría circulando por todos lados, queremos mantener un poquito el suspenso. Ayer estaba escuchando con unos amigos, canciones que tengo grabadas y tengo material como para hacer dos discos enteros e hice una pequeña selección imaginando que ese era mi disco, hay música muy interesante, pero que se lanzará hasta el próximo año.

 

Fotos: Yael Zárate Quezada

Artículos más visitados

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr

Más artículos que te pueden interesar