Navigation Menu+

Sábado de ¿Gloria?

Posted on Abr 18, 2017 by in Ni Muy Muy Ni Tan Tan, Política | 0 comments

El sábado de gloria nos supo ¿de verdad a gloria?

Tras la detención del exgobernador de Veracruz Javier Duarte (o “Javidú” como le dicen sus compas),  el pasado sábado 15 de abril, ¿Cuántos de nosotros nos sentimos seguros y más confiados con el trabajo realizado por la Procuraduría General de la República? (PGR)

Tendría que haberse tomado como un logro ¿No? Un logro para combatir los años y años de un sistema político que ha gozado de impunidad en innumerables actos de corrupción.

Sin embargo, no me siento más protegido. Todo lo contrario. La detención de Duarte sólo nos amplía más el panorama de la impunidad con la que siguen actuando ciertos funcionarios públicos. Y es que es inevitable pensar en varios casos como el del exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, detenido en España en 2016 porque se le imputaban cargos por lavado de dinero y nexos con el narcotráfico. El portal de noticias La silla rota, dio a conocer en días anteriores que Moreira –ya extraditado a México-   busca contender como candidato a diputado local del Partido Joven en Coahuila.

Otro caso de impunidad es el del gobernador actual de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, a quien se le relacionó con el empresario libanés Jean Succar Kuri detenido desde el año 2011 y sentenciado a 112 años por cargos de pederastia, pornografía infantil y corrupción de menores. Yunes Linares tiene desde hace más de catorce años, 13 denuncias formales ante la PGR y la Procuraduría de Veracruz por enriquecimiento ilícito, ejercicio indebido del Servicio Público e incluso, algunos cargos de pederastia.

En febrero, la periodista Lydia Cacho  en una conferencia de prensa, aseguró que Kamel Nacif el llamado “rey de la mezclilla” (Sí sí, el mismo del “gober precioso”), hizo aportaciones millonaria a Vamos México una organización liderada por Martha Sahagún.

La lista de ejemplos podría ser enorme, sin embargo, no se trata de enlistar casos y casos de corrupción e impunidad (terminaríamos encabronadísimos), sino de analizar que la detención de Javier Duarte, podría no ser una satisfacción plena para la ciudadanía. La historia de los casos de corrupción en México, siempre terminan así, con exfuncionarios tranquilos y una ciudadanía irritada y desesperada.

Resulta también sospechoso que en menos de una semana, la PGR hay detenido a Javier Duarte y a Tomás Yarrington, exgobernador priísta de Tamaulipas acusado por lavado de dinero y delincuencia organizada.

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, aseguró que “existe una urgencia de las autoridades por demostrar que el sistema está funcionando y es confiable” esto debido a las próximas elecciones que se avecinan este año y las de 2018. Díganme que no.

Terrible el panorama que se avecina. Sin embargo, esperemos que la detención de “Javidú” no sea una más a la interminable lista de los exfuncionarios detenidos y devueltos a su casita.

Por lo pronto yo sí me voy a aventar el mantra que tanto le dio resultado:

Sí merezco que te entamben.

Sí merezco que te entamben.

Sí merezco que te entamben.

Sí merezco que te entamben.

Sí merezco que te entamben.

Sí merezco que te entamben.

Sí merezco que te entamben.

Sí merezco que te entamben…

Yael Zárate

¿Qué Opin@s?