Navigation Menu+

Mieles amargas de San Valentín

Posted on Feb 15, 2018 by in En Sus Zapatos, Espectáculos, Sociales | 0 comments

Salí del trabajo y vi a todos los ridículos con sus globitos y mamada y media, me dijo mi novio, refiriéndose a San Valentín, no sin antes reiterarme que desde temprano, a comparación de años pasados, no sintió tanto bullicio.

Pero lo interrumpí y le respondí: “amor, todo el día estamos en la oficina, obvio no nos percatamos por estar tantas horas encerrados, pero siempre el 14 la gente anda vuelta loca”, palabras más, palabras menos, nos reímos porque si de algo tenía razón ¡es que todo el puto día estamos en un ambiente Godín! ¿Bastante triste, no?

By the way, aprovechando esta fiebre que dura toda la semana, me encanta ver las diferentes opiniones qué hay entorno a este meloso (y tal vez ridículo) día.

Sean sinceros y díganme en cuál de las siguientes situaciones se han encontrado, o mejor dicho, están parados: en los melosos que esperan ansiosos el 14 de febrero, aun estando solteros. El que odia la fecha por que le caga el consumismo, o tercero, el que simplemente le es indiferente el día.

¿Ya identificaste quién eres? Dada tu respuesta, todos hemos caído en las melosas redes de esta fecha y creo que no soy el único que coincide que es padre estar apapachado y consentir o dejarte consentir por esa persona que nos trae vueltos locos.

Si la mayor parte del tiempo aguantamos mentadas de madre en el tráfico, momentos de mucha tensión gracias a nuestro jefe, problemas de dinero y un sinfín de rollos que se les vengan a la mente, ¿Apoco no nos cae bien una dosis de amor de vez en cuando?

No quiero ser yo quien te diga sí está bien o mal este día, cada quien habla cómo le va en el camino, pero les puedo decir que siempre me deja un buen sabor de boca y me late usar como pretexto San Valentín para sacar ese cursi que vive en mí.

Rodrigo Zear

¿Qué Opin@s?