Navigation Menu+

Los Corridos No son Muy Diferentes a Facebook

Posted on Nov 20, 2017 by in Música | 0 comments

Esta semana no les traigo nada nuevo, al contrario, viajaremos un siglo atrás cuando después de ser encarcelado, Francisco I. Madero fue de marica con los gringos y escribió el Plan de San Luis, desatando lo que estaba latente: La Revolución Mexicana.

Dentro de esta serie de movimientos sociales estuvieron los juglares o cantores de corridos, esos músicos que fungían de periodistas desde el movimiento de independencia y tomaron popularidad un siglo después.

El corrido es una composición literaria/musical que narran de manera épica acontecimientos bélicos, hazañas o biografías.

¿Con qué sentido?

Históricamente la segmentación educativa ha vuelto privilegiados a quienes pueden leer y escribir, pero la comunicación no tiene límites, las canciones y leyendas son los registros vocales de acontecimientos en los que la alta no se fijaba. Los cantores tenían la tarea de comunicar estos sucesos, no siempre al mejor precio, pues su trabajo era comunitario y los codinches siempre han existido.

Entonces ¿Qué hicieron? panfletos, contenían la letra del corrido y una ilustración; estos son los pocos registros físicos de las letras de los corridos. Con esto los juglares se ganaban un centavo con cada uno que vendían y podían vivir más que sólo buenas intenciones.

Resultado de imagen para corridos revolucionarios

¿Se dan cuenta de la importancia de estos panfletos?

Eres de clase baja, y no, aún no tienes Internet o no te endeudaste con el mejor celular en el Buen Fin; tampoco sabes leer ni escribir, escuchas al cantor recitar el corrido y por curiosidad compras uno de estos panfletos.

No tienes acceso a la literatura rimbombante llegada de Europa, pero por un centavo tienes un trozo de papel con texto en lenguaje popular ¿Aprendes a leer y escribir o no?

No hablemos de ortografía y métrica, mucho menos de tonalidades y escalas musicales. No niego que los narradores fueran ignorantes del todo, al contrario, muchos de ellos con una simple guitarra y contactos en imprentas y grabadores (ilustradores) hicieron más que la prensa y el -casi inexistente- sistema educativo.

Una lección para aquellos creyentes de los medios digitales como una oportunidad par democratizar la información. Y más aún, para aquellos que creen que las redes sociales son un parte-aguas para la educación.

Y no ha cambiado mucho, antes de desvivirnos por volvernos virales, muchos generales o guerrilleros se enorgullecían de escuchar su nombre en un corrido. No cualquiera, ahora cualquiera sube un vídeo a redes (nos incluimos)

También son Música

Cuando escuchamos la palabra “Corrido” llegan los prejuicios clasistas, pero una cosa fueron los corridos revolucionarios, y otra los narco-corridos que pone tu vecino a todo volumen mientras lava su carro en la banqueta fuera de su casa (hablando de prejuicios). Pero me puse a escuchar e investigar la estructura musical de los corridos y me levé una gran sorpresa:

Usando acordes quintos, si de esos que muchas bandas de rock usan como base para sus sus canciones, estos señores los usaban mucho antes. Un compás balseado de 3/4 o lo que comúnmente le decimos “chun-ta-ta”, que en lo personal me cuesta mucho trabajo ejecutar.

El corrido revolucionario se compleja con la inserción de diferentes instrumentos; sin lugar a duda la influencia de la polca norteña volvió al corrido lo que hasta hoy conocemos y es la base musical de la música regional mexicana. Música que ha rebasado fronteras, pues a lo largo de toda América se escucha y ha influenciado a diferentes culturas.

Podemos escuchar corridos acompañados de violines, trompetas, percusiones, acordeón y hasta adaptaciones con instrumentos eléctricos, pero el corrido tiene su origen en la guitarra clásica, he ahí la importancia del bajeo en el primer cuarto del compás.Un ritmo pegadizo y sencillo volvieron al corrido el género popular mexicano por excelencia.

En Lumus Belén R. se dio a la tarea de crear una playlist colaborativa con sus siete corridos preferidos, agreguen y participen unos más que conozcan, hay muchos, se valen adaptaciones más contemporáneas.

Pepe Moss

 

 

 

 

¿Qué Opin@s?