Navigation Menu+

Lo que Dicen VS Lo que Es [Investigación]

Posted on Nov 17, 2017 by in Investigaciones, Política, Sociales | 0 comments

Este año en México se llevará a cabo por séptimo año consecutivo el Buen Fin; nace como una “iniciativa brillante” del Consejo Coordinador Empresarial y el Gobierno Federal, sí, del entonces Presidente, Felipe Calderón y su equipo. Aquí está el video de la presentación, y no, no estaba borracho, así ya es.

Vídeo del Canal Oficial del Gobierno de la República

EL BUEN FIN nace como una estéril copia del Black Friday estadounidense, claro, sin esos descuentos del 75 u 80%, pues pagamos mucho por traer tecnología gringa a este país.

Desde entonces no ha cambiado mucho el modelo que describe el ex presidente, sin embargo este año viene con una nueva sorpresa, una estrategia muy particular que tiene como objetivo de impulsar a los pequeños comercios que fueron afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Cabe destacar que el Buen Fin esta basado en tres principios básicos para que puedas aprovechar los “descuentazos” que te presentan:

  • Analiza: Revisar los productos que sí necesitas e identificar cuales te convienen.
  • Aprovecha: Selecciona la oferta que mas te convenga y sobre todo, que este a tu alcance.
  • Ahorra: En “teoría” siguiendo los consejos de compra, no gastes mas allá de tus posibilidades de pago, aunque sabemos que esto cuesta trabajo.

¿POR QUÉ LA TERCERA SEMANA DE NOVIEMBRE?

Tal como lo dijo Calderón en el vídeo “es una iniciativa para reactivar la economía”; el fin de semana largo por la conmemoración de la Revolución coincide con el Buen Fin ¿Qué quiere decir esto? Un desenfreno de consumo y viajes.

Además en un acto heroico les adelantan el aguinaldo a burócratas y empleados de dependencias federales. Una trampa perfecta ¿no?

Pero no caigamos en una crítica necia, porque lo crean o no, nos importa la integridad psicológica de su presidente y no queremos hacerle un bullying que pueda herir sus susceptibilidades. Partamos y diseccionemos oración a oración, párrafo a párrafo lo que la página oficial de EL BUEN FIN dice ser:

 

“El Buen Fin busca reactivar la economía fomentando el consumo, pero sobre todo (aquí les faltó una coma), la calidad de vida de todas las familias mexicanas”.

¿Qué quiere decir esto? En pocas palabras Reactivar la Economía es un proceso mediante el cual un País, Estado o Nación busca lograr que su economía salga de una “crisis” o estancamiento para llevarla a un crecimiento a través de la producción, empleo, inversión y consumo.

Entonces, año con año en el tercer fin de semana de noviembre, el Buen Fin pretende terminar con una crisis ¿Esto tiene resultado? Sí, según la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) desde 2011 hasta 2016 las ventas han aumentado un 11.2% a nivel nacional, esperando este año a 12.3%.

El aumento de derrama económica atrae una mayor oferta y un mayor consumo, ayudando a las PyMEs a fortalecerse, un plan ideal ¿no? Sí que saben cómo reactivar la economía. Pues ¡No! Esto es sólo una pequeña acción a comparación de TODO lo que hay que cambiar en nuestra dinámica económica.

Ahora, pasemos a la idea complementaria de este párrafo: “la calidad de vida de todas las familias mexicanas”. ¿Conseguir una pantalla 4K a doce meses sin intereses es mejorar tu calidad de vida? ¿Vives mejor dando tarjetazos cual Dicaprio lanzando dólares desde su yate?

El discurso quiere incluirnos a todos porque somos un equipo: sin consumidores no hay comercio; sin mencionar la necesidades construidas social e históricamente, y el fetiche de mercancía. Podríamos indagar más en este tema pero mejor discutámoslo en los comentarios y pasemos al siguiente párrafo.

“Le llamamos “Buen Fin”, no sólo por ser un fin de semana de descuentos espectaculares, sino también porque al hacerlo perseguimos un buen fin: queremos usar el poder del consumo para reactivar nuestra economía, al mismo tiempo que tú como consumidor te beneficias con los mejores precios del año, todo lo que siempre estás postergando”.

Claramente un discurso redundante, e insistimos, ¿Cómo chingados se mejora (nuestra) calidad de vida comprando una pantalla 4k a meses sin intereses? Insisten en incluirnos, recuerde, SOMOS UN EQUIPO. Pero se ponen conceptuales al darle una intensión metafórica al significado del Buen Fin. En serio, casi nos la creemos.

“Tú como consumidor te beneficias con los mejores precios del año, todo lo que siempre estás postergando”. No sólo quieren reactivar la economía, estás jodido y es un fin de semana donde debes gastar tus ahorros y aguinaldo, para seguir igual de jodido todo el año que viene.

Pero ¿En serio son los mejores precios del año? O ¿Si hay descuentos reales? ¿Qué tan grandes fueron? Y sobretodo ¿Respetaron los precios?

El año pasado la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recibió 284 reclamaciones de comercios por no respetar los descuentos, no tener precios a la vista, aplicar cargos o redondeos sin consentimiento y no entregar comprobantes; de las cuales el 91% fueron conciliadas a favor de los consumidores (Notimex,2016). Estas denuncias son mínimas si contemplamos que a la mayoría de la población nos da hueva exponer estas fallas o porque simplemente no sabemos cómo hacerlo.

Además Ernesto Nemer, titular de la Profeco, el año pasado aseguró que previo a la sexta edición del Buen Fin se detectó diferencias y aumento en el precio de un mismo producto de entre 2.0 y 10 por ciento en 56 ciudades del país (Notimex, 2016). Al parecer no son los mejores precios del año.

Por otra parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) desde el año 2014 ha llevado a cabo la Encuesta sobre El Buen Fin. Durante el año 2016, 57.2% de las empresas de Comercio al por menor declaran haber participado en el programa El Buen Fin, y 17.0% de las empresas de los Servicios privados no financieros (Transportes, salud e información de medios masivos).

Fuente Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)

Sin embargo este análisis realizado por INEGI no engloba del todo lo que realmente sucede, no decimos que no pueda haber buenos resultados, pero basta darse cuenta con las quejas recibidas en PROFECO para ver que no son tan buenos  como lo pintan, puesto que el programa solo se enfoca en una muestra.

“Este año, nuevamente, el Gobierno de la República y la iniciativa privada se solidarizan contigo ¡Aprovecha el Buen Fin!
En el fin de semana largo más esperado del año, podrás aprovechar descuentos extraordinarios en las tiendas de todo el país.
Estos cuatro días pasará de todo, podrás comprar bienes y servicios tan diversos como comidas, zapatos, ropa, autos y mucho más. Además, si vas a comprar regalos de fin de año, busca las ofertas del Buen Fin, y ¡ahorra en tus compras navideñas!”.

Pues gracias por solidarizarse con nosotros, en verdad, MUCHAS GRACIAS, no sabemos qué haríamos sin ustedes, seguro lo aprovecharemos. Y en verdad deseamos que sea así, no negamos que haya descuentos, o que no sea una oportunidad para comprar algo padre, sólo antes de realizar una compra piensa y evalúa si es un gasto necesario.

Ya leíste la contraparte del hermoso discurso que el Buen Fin pretende ser, ahora lee las letras chiquitas de las “grandes” promociones, las restricciones, clausulas, formas de pago, intereses y esas cosas que aparentemente no tienen importancia cuando sólo vemos un lindo porcentaje de descuento.

Te dejamos unos consejos y estrategias que puedes seguir:

  • Elabora un presupuesto con la familia para definir que es lo que realmente necesitas adquirir.
  • Recuerda canalizar una parte de tu aguinaldo al ahorro esto te permitirá contar con los recursos para enfrentarte a algún imprevisto o comprar algo necesario para el próximo año.
  • Verifica los precios para saber si el articulo elegido realmente esta rebajado.
  • Es importante que verificar que se haga valida la promoción al momento de firmar el voucher, que el importe sea correcto y refleje la promoción elegida.

No pongas en riesgo tus finanzas por adquirir un producto que no necesitas, solo estas adquiriendo deudas y mas aun si todavía sigues pagando artículos del pasado Buen Fin recuerda, muchos pagos chiquitos hacen uno grandote.

Vane Ramírez y Pepe Moss

 

 

¿Qué Opin@s?