Navigation Menu+

EN SUS ZAPATOS presenta: ¡mis respetos, Chester Bennington!

Posted on Jul 24, 2017 by in En Sus Zapatos, Espectáculos, Música | 0 comments

Estaba en redacción cuando informaron sobre la muerte del vocalista de Linkin Park, Chester. No seré fan, pero si me llegó a la mente In the end y Numb, temas que me agradan mucho y que por cierto tengo en mi iPod.

Uno siempre lamenta la pérdida humana, pero sorprende cuando la causa es por suicidio, en esos casos hasta a uno se le eriza la piel y entiende que los problemas, la depresión, o como ustedes quieran llamarle, no respeta sexo, preferencias, estatus o profesión.

Independientemente de haber sido un artista internacional y habernos dejado un legado en la industria, eligió tomar el camino, que muchos le llaman “el camino fácil”, pero considero que es todo lo contrario, es un camino que merece todos mis respetos.

Ahora ya entienden por qué el título de este post, ¿no?. Quisiera saber qué sensación es la que se puede tener microsegundos antes de tomar esta fuerte decisión, que no sólo cambiará tu vida sino la de toda tu familia que se queda con la incertidumbre de saber por qué lo hiciste.

Ya no hablaré del artista ni del vocalista, hablaré de Chester, un simple mortal que como nosotros, va por la vida tratando de sobrevivir y en el inter se encuentra con un sinfín de circunstancias que nos orillan a que nuestro camino sea placentero o una pesadilla.

En semanas pasadas hablábamos justo sobre ponernos por un momento en los zapatos de tal artista e imaginarnos la fortuna que tienen, pero es aquí cuando pienso dos veces las cosas y le doy la razón a las frases de nuestros abuelos: “el dinero no compra la felicidad”.

Habrá tenido la fortuna que quiso mi buen Chester, pero será un misterio para todos saber porqué lo hizo y no pensar en cómo tratarán de sobrevivir ahora sus hijos y esposa ante esta terrible ausencia.

No soy nadie para decir esto, pero estos casos nos hacen ver que todos estamos expuestos a tomar una decisión así. La clave es ser optimistas y esperar ansiosos la salida del sol después de un día tormentoso, ese día tormentoso que a muchos o los hace fuertes o los hace débiles.

Cada quien sabe lo que trae cargando en sus hombros y la forma en que va aminorando el peso…

Para ti, Chester, ¡Mis respetos!

Rodrigo Zear

¿Qué Opin@s?