Navigation Menu+

El Primer Día

Posted on Dic 1, 2018 by in Ni Muy Muy Ni Tan Tan, Política, Sociales | 0 comments

Con incertidumbre, tristeza, enojo y una sensación desolada, se recibía hace seis años el comienzo de uno de las gestiones más cruentas que ha tenido nuestro país.

El centro histórico era un campo de batalla. La presencia del cuerpo de granaderos alimentaba la rabia y el temor, poderosa combinación. Mientras Peña Nieto tomaba posesión como nuevo mandatario del ejecutivo, a las afueras de Palacio Nacional y el Congreso de la Unión se libraba una lucha por mantener más viva que nunca la libertad de expresión.

Hoy, seis años, muchos muertos y menos pesos después, el ambiente se respira diferente. La gente se aglomera pero no con rabia, sino con esperanza. Ciclistas y motociclistas sirven de comparsa a quien le tomó trece años ser electo presidente de México.

En el trayecto por calzada de Tlalpan, las manos de los ciudadanos forman una larga fila de saludos dirigidos a un Jetta blanco.

En el recinto de San Lázaro, acumulado de compañeros y disidentes, el protocolo de bienvenida y seguridad está preparado. La llegada puntual del presidente saliente a la Cámara baja, genera mucha parafernalia,desde guardaespaldas corriendo hasta la presencia de Gerardo Fernández Noroña, gran detractor del sexenio Peñista.

Todos demuestran dinamismo y las expresiones faciales son plurales: alegría, nerviosismo, seriedad, reflexión.
La llegada de AMLO al palacio legislativo es más tranquila. Una pequeña cúpula de diputados lo recibe con un apretón de manos mientras que algunos presentes aprovechan tomarse una foto del momento para la posteridad.

En el discurso que duró más de una hora, el presidente que ya ostenta la banda presidencial, señaló el fin de la corrupción y la impunidad en México. Además acusó y despidió al sistema económico neoliberal y lo calificó de “un desastre”.

Mientras tanto, un inquieto Peña Nieto gesticulaba cuál niño reprendido: sentado y con la mirada evasiva como si esquivara una ráfaga de palabras.

Emotivo es cómo se califica el conteo de los presentes al rememorar a los 43 normalizas desaparecidos, por lo que López Obrador anuncia al término que habrá una comisión de la verdad para esclarecer el caso.

Al saludar a Nicolás Maduro, por cierto ausente, al grito de “Dictador”, la bancada panista presentó una manta con la leyenda “No eres bienvenido”. El anuncio de la cancelación de la Reforma Educativa fue motivo de aplausos al igual que la promesa de “no fallar”.

Una multitud lo espera dentro y fuera del recinto legislativo en tanto que López Obrador se prepara para continuar la jornada del primer día de la llamada Cuarta transformación.

Yael Zárate

¿Qué Opin@s?