Navigation Menu+

El Irónico Camino de la (Supuesta) Civilización Humana

Posted on Jun 21, 2017 by in Blog, Diario Hypermedia | 2 comments

HE VUELTO, y les pido una disculpa por esta pausa,
pero he estado organizando algunas sorpresas para ustedes, estén atentos.

En este tiempo que no les he escrito he estado leyendo un libro que hace tiempo me recomendó una gran amiga y no había tenido oportunidad de conseguirlo hasta hace unas semanas. El libro de titula Sapiens: De animales a dioses, de Yuval Noah Harari , un texto que se los recomiendo ampliamente.

Mis allegados sabrán que actualmente no hablo de otra cosa y no quiero que ustedes sean la excepción, así que empecemos,trataré no aburrirles:

Lo que más me impactó fue la hermosa idea de saber que antes del desarrollo desmedido de la medicina los grupos humanos tenían entre quince y veinte miembros, y dominaban al rededor de treinta hectáreas, ¿Qué quiere decir esto? ¡Que a cada persona le tocaban dos hectareas! ¿Te imaginas tener dos hectáreas para ti “solo”? No sé ustedes pero yo estoy encantado con esto. Desafortunadamente llegó la medicina, motivada por la soberbia humana de mantener la vida a como de lugar y los grupos humanos fueron creciendo en número.

Cada vez sobrevivieron más bebes y madres, la taza de mortandad excedió los limites naturales; el número de personas creció hasta organizarnos en urbes, porque de la mano con el crecimiento humano, el lenguaje ficticio y la imaginación permitió controlar a más personas con una sola idea: religiones, leyes, ideales, objetivos artificiales. Así, lo que nos hizo humanos actualmente nos está destruyendo.

Evolucionamos tan rápido que no nos adaptamos a la naturaleza como especie dominante, he ahí nuestras inseguridades, temores y forma tan hostil de comportarnos, adquirimos un poder que no sabemos controlar.

Algo que también quiero destacar es una ironía que explica el porqué vivimos como vivimos y va de la mano con lo anterior; al evolucionar tan rápido y adquirir el raciocinio, contruimos un mundo a nuestra imagen y semejanza; sí, justo como nos dicen que nos creo dios ¿Coincidencia? No creo. Creamos un mundo porque no supimos cómo controlar el mundo natural -es imposible-. Creamos un mundo artificial que ni nosotros mismos entendemos, un mundo especializado, en el que necesitamos títulos académicos, medallas, cetificados o insignias para sentirnos poderosos y lo más importante, el dinero. Quiero ver de qué nos sirven todas esas cosas en la sabana, bosques o selva.

Si esto no fuera suficiente, Yuval afirma que antes de esta especialización y organización urbana, el humano era individualmente más inteligente y hábil; cualquier adulto sapiens sabía cómo construir una flecha con una piedra y madera en cuestión de minutos, qué y qué no comer, los frutos de temporada y qué alimento contenía más nutrientes y beneficios, por consiguiente una salud más estable y lo mejor de todo ¡Sin horarios de oficina e indumentaria incómoda!

Y aquí viene otra ironía de la evolución: Vivimos en urbes, no necesitamos cazar, todo está al alcance en el super-mercado o tienda más cercana, no carecemos de alimentos y mucho menos dependemos de las migraciones de animales o un buen clima que de una buena cosecha. Pero, ¿Saben qué? NUESTRO ADN AÚN NO LO SABE, así es, parte de nuestro genoma nos obliga a comer muchos, muchos, muchos, muchos, carbohidratos ¿Para qué? para correr tras proteína en cuatro patas, recuerden que fuimos nómadas, y que fuimos una especie desvalida de cuerpos poderosos, cualquier predador nos acaba en un sarpazo. Actualmente no necesitamos correr por nuestra comida, y mucho menos ejercer fuerza física para la mayoría de nuestras actividades diarias , sin embargo nuestro cuerpo aún cree que estamos en medio de la sabana todo el día  buscando raíces que nos nutran.

Y ya que hablamos de los nómadas; eran desapegados, ¿Se imaginan moverse por el mundo con una pantalla de treinta pulgadas, un refrigerador y la sala cargados en la espalda? IMPOSIBLE. La avaricia llegó con el sedentarismo, y con ello la propiedad privada, el capitalismo, la plusvalía, impuestos y todas esas cosas que nuestro mundo actual tiene.

No quiero idealizar el pasado de nuestra especie, estaban expuestos a más peligros, una vida más vulnerable; pero a mi opinión, una vida que disfrutaban y amaban, no como los enajenados que viven en oficinas con jornadas laborales inhumanas persiguiendo ideales inexistentes pretendiendo que la civilización fue lo mejor que nos pudo haber pasado. Piénsenlo y escribanme sus comentarios, en una de esas me hacer cambiar de opinión.

Pepe Moss

Pícale

Educación (y, o, con, sin) Violencia. Este fin de semana una vieja amiga compartió en Facebook, un video en el que se veía  en una sala de espera a un niño de unos ocho-nueve años haciendo...
Cierto/Falso Ya nos hablaba George Orwell en su novela 1984 del Doble Pensar, y cuántos artículos y columnas hay en la red que afirman que actualmente vivimos en u...
Predecibles… Hace un par de años un profesor nos habló de las industrias culturales; en ese entonces estaba en contra de todo lo que tuviera que ver con la maquina...
Nuestras Redes
Comparte esta Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¿Qué Opin@s?