Navigation Menu+

Debemos practicar la economía verde

Posted on May 9, 2018 by in Economía, Sociales | 0 comments

Aunque no haya una definición exacta, se le conoce a economía verde al concepto que es orientado a reconocer el logro de la sostenibilidad. En gran medida depende de los países en vías de desarrollo, ya que debe tener en cuenta las consideraciones y medidas ambientales como estrategias para el desarrollo.

De acuerdo con el  Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) la economía verde es aquella que resulta para un mejoramiento del bienestar humano y la equidad social, mientras reduce los riesgos ambientales y las carencias ecológicas.

Es decir; los sectores económicos primario(materias primas), secundario(manufactura) y terciario(servicios), deben incluir consideraciones y medidas “verdes”, como: energías renovables, eficiencia energética, gestión de recursos manejo integral del agua y agricultura sostenible entre otras.

Al mismo tiempo se tiene cada vez mayor evidencia de un camino a seguir, de un nuevo modelo económico en el que la riqueza material no se ha de obtener forzosamente a expensas del incremento de los riesgos ambientales.

Por todas estas razones que se mencionaron anteriormente, la economía verde busca promover e incluir la participación ciudadana de forma indirectamente, es decir, practicando las tres Rs: Reciclar, Reusar, Reducir; para atenuar los impactos en el medio ambiente.

Por ejemplo, los huertos urbanos pero, ¿Qué ventajas ofrecen?

  • Permiten la obtención de alimentos para uso personal además de la reducción del gasto destinados a estos.
  • Mejora la salud física y mental de las personas que trabajan en el proceso de cultivo y recolección de alimentos.
  • Incrementan las zonas verdes de las ciudades contribuyendo a la reducción de gases contaminantes a la atmosfera.

Además, de usar el papel por ambas caras, donar la ropa que ya no utilizamos, re-utilizar envases para guardar diferentes cosas, separar cada residuo en un contenedor diferente, y se pueden mencionar muchos más pero, mejor déjame en los comentarios cuáles son los que tú pones en práctica.

En conclusión puedo decir, aunque el gobierno quiera implementar políticas o las llamadas reformas, de nada sirven si no se destina un gasto suficiente para emplearlas, además, la población debe de poner de su parte para lograr esto.

Vane Ramírez

¿Qué Opin@s?