Navigation Menu+

Circos mediáticos: La nueva palestra

Posted on Jun 13, 2017 by in Ni Muy Muy Ni Tan Tan, Política | 0 comments

Todo un circo mediático resultó la invitación de Joaquín López Dóriga al programa “Decisión 2017” de los presidentes del PRI, PAN y PRD y que a modo de la antigua arena de lucha griega, se avientan a combatir.

En plena jornada electoral, los tres representantes de los partidos políticos, se enfrascaron en una discusión -tibiamente moderada- por ver quién era la mejor opción para 2018.

Enrique Ochoa Reza, Presidente Nacional del PRI, Alejandra Barrales del PRD y Ricardo Anaya Presidente del PAN, blandieron sus lenguas cuál espadachín contra la pared. (Alejandra Barrales no tanto, de hecho, estaba medio gris).

La misma invitación se le hizo al Presidente Nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quién por segundo año consecutivo, ha rechazado debatir con los representantes de los ya mencionados partidos. Una maniobra que ha sido muy criticada y que considero, no debe ya ser utilizada ya que siendo el representante de la fuerza de oposición más grande de país, tendría que ir para esclarecer y defender al partido. Sin embargo, después de lo que vi, no me sorprende la razón de su ausencia.

Ataques, risas falsas, rememoraciones de delitos perpetrados por miembros de cada partido, cifras, datos y un gran etcétera, formaron un debate risible y poco verosímil del discurso de cada presidente.  

Sí, sí, todos dijeron que su partido está listo y fuerte para las siguientes elecciones. Sí, también mencionaron que ante los casos de impunidad se redoblaran esfuerzos para erradicar tal mal. Y sí, todos acordaron que su partido y sólo el suyo es la única opción para salvar al país.

Dentro de los temas que se hablaron fue la detención de Javier Duarte a quien Ricardo Anaya (PAN) se refirió como “un delincuente y ladrón”, además de mostrar en una gráfica cómo aumentaron las observaciones a Javier Duarte desde que Enrique Peña Nieto llegó a la presidencia, es decir que cuando Javier Duarte fue gobernador de Veracruz,  robó hasta 30 mil millones de pesos, lo que indica que la Auditoría Superior de la Federación se percató de esta situación. Ante esto, Ochoa Reza, presidente nacional del PRI, reviró diciendo que Guillermo Padrés, exgobernador de Sonora por el PAN, también está detenido por enriquecimiento ilícito y desvío de recursos públicos.

Imagínense esta situación y vean a Alejandra Barrales (PRD) mirando de un lado al otro, preguntándose así misma: ¿Y yo qué digo? (Recuerden que a Barrales, nadie la peló en el debate).

Obviamente al preguntarles sobre quién ganó las elecciones en los cuatro estados, Ricardo Anaya del PAN dijo que en tres de cuatro estados la armaron. Eso sí, al igual que Josefina Vázquez Mota, admitió que los resultados “no les favorecieron en el Estado de México”. Alejandra Barrales dijo que el PRD fue ganador porque lograron recuperar una gran parte del electorado que justamente ya habían perdido en elecciones anteriores y que por eso iban bien tendidos en 2018.

Ochoa Reza, dijo que todos mentían y que el PRI se habían posicionado como número uno en tres  las cuatro entidades federativas, incluyendo el Estado de México.

En realidad, si no lo vieron, no se perdieron de nada. La misma demagogia politiquera de siempre, las mismas promesas y los mismos discursos de fortaleza partidaria.

En lo único que coincidieron, fue en decir que Morena no puede llegar a la presidencia porque tiene una visión de “dictadura populista”. Más allá de eso, no escuché ninguna propuesta objetiva, tampoco ningún plan de acción de ninguno de los representantes de partido.

Que esta breve y mal hecha reseña, sirva como un ejemplo de tantos que hay sobre cómo hacer un circo político mediático.

Nota: Si quieren ver algo irritante, gracioso y que digan “ay no mames”, vean el minuto 26:40, en el que justamente están hablando de la misoginia que hay en los partidos y especialmente en el PRI. La cámara enfoca a Ochoa Reza quien le echa una mirada lasciva y “de aquellas” a Alejandra Barrales que se encontraba a su derecha. Hasta se muerde los labios el infeliz.

Yael Zárate

 

¿Qué Opin@s?